La ampolla de Asclepio - El cansancio

El cansancio en la Medicina Tradicional China

por Enrico Colmi, médico y maestro de Tai-Chi-Chuan y Baguazhang

CONSIDERACIONES GENERALES

No se puede considerar el cansancio desde un punto de vista general por ser un fenómeno complejo, etiológicamente múltiple, que se manifiesta en distintas formas. Podemos distinguir entre el cansancio fisiológico, el cansancio fisiológico que deviene patológico y el cansancio siempre patológico.

 

CANSANCIO FISIOLÓGICO

En sentido fisiológico, el cansancio se puede considerar como una señal de alarma que estalla cuando el organismo se acerca a sus propios límites.

Es un cansancio físico que interviene después de un esfuerzo prolongado. Es característico de la actividad deportiva (siempre menos de la actividad laboral, gracias a nuevas tecnologías) y representa el umbral que el atleta pretende mover hacia niveles más altos al fin de mejorar su prestación. En este sentido es uno de los parámetros a analizar en el estudio de la metodología de entrenamiento, donde se consideran las técnicas para lograr una mayor resistencia al esfuerzo físico. Es un sector específico de competencia de entrenadores deportivos y preparadores atléticos; requiere el conocimiento de los mecanismos fisiológicos que están a la base de la actividad física.

También existe el cansancio mental, debido a una actividad mental intensa por estudio o por trabajo. Los límites entre los cuales este tipo de cansancio se mantiene en un ámbito normal son variables: el cansancio no subintra si el esfuerzo es agradable (por ejemplo en el caso de escritores, científicos, filósofos, etc. o personas involucradas positivamente en su actividad intelectual). Por lo contrario, el estudiante que ha desarrollado una actitud negativa hacia el tema de estudio muchas veces experimenta una gran dificultad de concentración y un umbral de cansancio muy bajo.

El cansancio fisiológico es fácilmente identificable, no procura particulares sensaciones de malestar y está caracterizado por tiempos de recuperación muy breves (un descanso rápido o a lo mejor un sueño restaurador son suficientes para la total recuperación de condiciones optimas).

 

CANSANCIO FISIOLÓGICO QUE DEVIENE PATOLÓGICO

Un cansancio común se transforma en patológico cuando se superan los límites individuales. Una señal de esto puede ser un decaimiento y empeoramiento de la prestación, sea esa física o mental. En el ámbito de la prestación deportiva hay quien cree que cuanto más una persona se entrena, mejor serán los resultados; otros creen que cuando uno está cansado debería descansar. En la realidad, los mejores resultados se obtienen cuando una persona se somete al justo grado de esfuerzo – al fin de mejorar las prestaciones – sin llegar a un nivel de cansancio patológico. La actitud personal marca la diferencia sea en el caso de cansancio físico como en caso de cansancio mental.

Indicios que el cansancio está volviéndose patológico pueden ser la dificultad de recuperación (el descanso no es más suficiente) y la aparición de unos síntomas negativos que tienden a empeorar y consolidarse con el pasar del tiempo.

 

CANSANCIO (SIEMPRE) PATOLÓGICO

Es la forma más frecuente. En la mayoría de los casos el cansancio no encuentra una justificación objetiva en los esfuerzos físicos o mentales reales del individuo, sino está asociado a un desequilibrio de la esfera psico-emotiva. El cuadro se presenta difícil a interpretar y a racionalizar.

Las molestias más frecuentes son: estar cansados antes de empezar a trabajar; el descanso no reduce el cansancio y muchas veces después uno se siente más cansado que antes; aparecen síntomas de insomnio; no se encuentra una explicación racional al estado de cansancio; aparecen círculos viciosos cuales ‘menos se hace, menos se haría’; aparecen síndromes psicosomáticas, de difícil interpretación y gestión.

Muchas veces quien es víctima de este tipo de cansancio no busca ningún tratamiento porque cree que no existan remedios para una situación inexplicable y que no pertenece a una patología determinada. En algunos casos se consulta lo psicólogo para tratamientos farmacológicos.

En estos casos puede resultar útil el enfoque de la Medicina Tradicional China.

 

EL CANSANCIO SEGÚN LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

La MTC considera los fenómenos naturales como expresión de una energía global (el QI o CHI) que envuelve todo. En referencia al ser humano, si se respeta el orden natural de las cosas y su equilibrio el Qi fluye libremente y el sujeto vive en un estado de bienestar (que debería ser la condición natural).

Cuando, debido a causas internas o externas, se quiebra tal equilibrio se verifican condiciones de estancamiento del Qi, lo cual provoca estados de exceso energético (lleno) o de carencia (vacío) a cargo de los 5 órganos de la MTC. (*)

Según la MTC, el cansancio puede representar un síntoma precoz del quiebre de los equilibrios interiores o de las relaciones recíprocas de los 5 órganos. Si se identifica el tipo de cansancio y las emociones correspondientes se puede intervenir no solamente combatiendo el síntoma, sino también resaliendo a la causa del desequilibrio antes que éste pueda generar daños más graves.

Analizamos ahora las emociones que corresponden a los 5 órganos y al tipo de cansancio que pueden generar.

HÍGADO. La dinámica energética conectada al hígado es el comienzo de la acción. Si nuestras iniciativas y nuestros impulsos vienen bloqueados cuando nacen por culpa de situaciones externas (o por miedos y bloqueos internos) subintra un estado de frustración, tal vez de impotencia. El esfuerzo de actuar – por un lado – y el bloque del mismo – por el otro – provocan un estado de agotamiento energético que genera cansancio. Muchas veces se asocian manifestaciones de intolerancia, cuales ira, acritud, resentimiento, rabia, cólera, etc. que – a su vez – terminan con agotar más aun las reservas energéticas del individuo y aumentar el estado de cansancio.

CORAZÓN. En todas las tradiciones el corazón se asocia al sentimiento de amor. En este caso es fácil comprender cuánto condiciones como estar enamorados (así como otras formas de amor, por ejemplo entre padres e hijos) pueden recargarnos energéticamente o llevarnos a estados de agotamiento graves cuando la relación se complica o llega a un punto de quiebre. El hecho de sentirse vaciados e incapaces de cumplir cualquier acción indica el estado de agotamiento de la propia reserva energética.

PULMONES. Representan la conexión entre el individuo y su medioambiente. Cuando este equilibrio se quiebra el sujeto tiende a encerrarse en sí mismo, asumiendo actitudes que van desde el rechazo a la melancolía o a la tristeza y pueden llegar a niveles más serios, como a la depresión o al suicidio. En estos casos se ha un aniquilamiento energético, el cansancio se vuelve más profundo hasta llegar a la auto-destrucción del individuo.

RIÑONES. En MTC representan la reserva de nuestros recursos energéticos, heredados por nuestros padres y que nosotros tenemos la tarea de que gestionar a lo largo de nuestra vida. Su función es comparable con la genética en la Medicina Occidental y está también asociada a la esfera sexual. Desde el punto de vista emotivo, expresan la voluntad del individuo o – en negativo – el miedo en todas sus formas. La energía de los riñones es fundamental, según la MTC, porque es la más difícil a ser regenerada: se considera que el progresivo agotamiento de esta energía sea la causa de los procesos de envejecimiento. Por esta razón se recomienda una actividad sexual equilibrada y un trabajo intenso y específico sobre la energía de los riñones (por ejemplo a través de ejercicios de qi gong). El cansancio por agotamiento de la energía de los riñones es el más profundo y el más difícil a tratar.

BAZO-PÁNCREAS. Representan el centro energético, el punto de equilibrio del sistema y, bajo un punto de vista emotivo, la tendencia a mantener todo bajo control. Pierden su equilibrio por culpa de la acción de estímulos múltiples y complejos provenientes del exterior y a causa del tentativo de reequilibrar el sistema cuando uno o más órganos se encuentran en condiciones de descompensación. La víscera correspondiente, el estómago, puede resentir de la dificultad de ‘digerir’, sea en sentido físico que emocional. En este caso la necesidad (o la voluntad) de enfrentar las distintas exigencias y de mantener la situación bajo control provocan un progresivo cansancio.

Obviamente la realidad presenta situaciones mucho más complejas y a menudo combinadas entre sí. Un análisis del síntoma ‘cansancio’, evaluado a través de los criterios de la MTC, puede ayudar a encuadrar los eventuales desequilibrios energéticos y, por consiguiente, planear una intervención para resolver situaciones destinadas a empeorar con el tiempo.

Los instrumentos utilizados por la MTC son varios, pero el más eficaz es la acupuntura: ésta puede reequilibrar las situaciones con acciones de tonificación (en caso de vacío) o dispersión (en caso de lleno) de los órganos interesados.

El Qigongchino es una práctica complementar a la MTC. El término indica una serie de ejercicios enfocados a equilibrar y/o potenciar la energía vital del individuo. Entre éstos son particularmente útiles los ‘6 sonidos curadores’ – para el reequilibrio de las emociones conectadas a los órganos individuales – y el ejercicio de la ‘respiración de la columna’ – para potenciar la energía global y combatir el cansancio debido al agotamiento de las reservas. (**)

 

CONCLUSIONES

Técnicas adecuadas (MTC y Qigong) pueden combatir el síntoma de cansancio y prevenir eventuales descompensaciones más graves que pueden aparecer en un segundo momento. El eventual mejoramiento de la situación favorece una actitud del individuo más apropiada y equilibrada para enfrentar condiciones de malestar o problemas más serios.

Las elecciones individuales determinan, obviamente, el desarrollo de cada situación. Si se mantienen algunas costumbres o se repiten determinadas elecciones las consecuencias serán inevitables. La intervención exterior con la MTC o el uso de práctica como el Qigong chino pueden ayudar a comprender y encuadrar con más exactitud los problemas, aunque no pueden – solos – resolverlos.

(*) Se ofrece aquí una presentación básica y esquemática de la MTC. No sería posible resumir en pocos reglones un sistema tan complejo como la MTC.

(**) Ver mis artículos anteriores publicados en la Ampolla de Asclepio

© Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Corpo Mente Spirito
P.Iva: 03997200047
Cambiar idioma