La ampolla de Asclepio - El papel del dolor

Significado del dolor: el enfoque de la MTC

por Enrico Colmi, cirujano y experto en medicina tradicional china

EL DOLOR EN LA PERCEPCIÓN COLECTIVA
Si ponemos atención a lo que se nos propone a través de los canales de información y publicidad, podemos notar cuánta atención y espacio se dedica a un objeto particular: el DOLOR. Entre los productos más publicitados están los analgésicos, que se presentan como la panacea de todos los males (a pesar de los "posibles efectos secundarios también gravi"). Esta oferta responde a la demanda cada vez más presente en la actual civilización moderna de eliminar todo lo que de alguna manera pueda molestar, sin preocuparse por los significados más profundos de la realidad, sin preguntarse el porqué de lo que nos sucede. A la primera señal de molestia o dolor está la pastilla lista para hacernos sentir bien de nuevo, sin preocuparse por las posibles consecuencias: efectos secundarios, falta de resolución del problema en el origen del cuadro doloroso, crónica y agravamiento secundario de la patología originaria.

EL DOLOR ES UN SÍNTOMA, NO LA ENFERMEDAD
En efecto, el dolor tiene, una razón precisa de existir, su sentido, que hoy habría que redescubrir para recuperar la propia capacidad de gestionar, por una parte, nuestro cuerpo y, por otra, las situaciones que afrontamos. El dolor es una señal de alarma que nos indica que algo no funciona y que debemos intervenir para resolver algún problema. En fisiología "El dolor es un síntoma, no la enfermedad". Al combatir el síntoma, nos negamos la posibilidad de curar la enfermedad.

EL ENFOQUE DEL DOLOR SEGÚN LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA (MTC)
Interesante a este respecto es el enfoque de la MTC al fenómeno "dolore".

El dolor es ante todo una señal que debe interpretarse y encuadrarse junto con otros, para poder identificar y comprender la situación patológica en su conjunto, llegar a un diagnóstico y establecer en consecuencia la terapia (según los principios de la MTC). Para este propósito, es importante conocer las características con las que se presenta el síntoma de dolor. Una dificultad que a menudo se encuentra en el enfoque del paciente es la dificultad de describir las características del dolor (a menudo no se puede ir más allá de la afirmación genérica "tengo mal, un mal que no puedo soportar").

Fue interesante para mí observar cómo en China el paciente es capaz de dar una definición precisa de su dolor, indicado por un término bien preciso. También es muy diferente el nivel de tolerancia al dolor (el umbral), que les permite manejar situaciones intolerables para un paciente occidental.

Al abordar cualquier cuadro patológico, el enfoque de la MTC es doble.

  1. Por un lado se intenta aliviar la sintomatología dolorosa con un tratamiento sintomático, local, que utiliza las capacidades anti-doloridas típicas de la acupuntura y el masaje (se pueden utilizar como soporte también productos herbales). Se interviene sobre el síntoma dolor específico y juntos sobre las manifestaciones relacionadas (tensiones musculares, estados inflamatorios, problemas circulatorios, adherencias, hinchazones, derrames, etc. ).

  2. Se estudia el panorama general y se aborda la situación global en la fase más temprana posible, siguiendo los principios de la MTC y estableciendo un plan terapéutico basado esencialmente en el reequilibrio (yin-yang, 5 órganos, etc.) a través de puntos específicos de acupuntura. La terapia puede ser completada y apoyada por otros instrumentos típicos de la MTC (auricoloterapia, moxa, masaje, dietética, herboristería, gimnasia, etc. según los casos). Esto es un tratamiento etiológico, que pretende resolver el problema de raíz.


DOLOR DURANTE EL TRATAMIENTO CON LA MTC
Otro aspecto a tener en cuenta es el dolor que aparece durante el tratamiento con MTC. Hay dos aspectos a tener en cuenta

  1. El tratamiento en sí es a menudo doloroso: el masaje chino, el tuina, (como en el resto todos los masajes tradicionales) es cualquier cosa menos ligero y sin dolor (como se puede experimentar directamente en China y en A menudo no es del agrado de los pacientes occidentales, ya que se aplica a las partes que ya están doloridas). En China es habitual recurrir a la acupuntura y al masaje ya en fase temprana y esto comporta dos beneficios: el hábito al masaje y la prevención de la agravación del cuadro patológico doloroso.

    En cuanto a laacupuntura hay que romper algunas creencias, a menudo contradictorias. La acupuntura en sí no es dolorosa ni indolora. Todo depende de cada situación específica: cuando se tratan puntos que ya están doloridos espontáneamente, la acupuntura a menudo puede aumentar la sensación de dolor. Por lo general, cuando se produce esta situación, esto es preludio de una mejora posterior del cuadro patológico y de la propia sintomatología dolorosa. También hay puntos que ya son espontáneamente dolorosos.

    Pero, en última instancia, lo más importante es la actitud y la respuesta individual del paciente al tratamiento. En China, he visto a pacientes guiar al médico indicando espontáneamente qué puntos actuaban y cómo, a veces haciendo quitar agujas que no operaban de la manera debida.

  1. Un obstáculo grave que puede limitar la intervención terapéutica con la MTC en occidente es la aparición en el paciente de un cuadro doloroso no presente anteriormente.

Podría tratarse de un empeoramiento real, debido a una interpretación incorrecta del problema y a una terapia inadecuada o a una respuesta imprevista. Es en este caso al operador tomar nota de la situación y modificar su enfoque, aunque a veces nos encontremos ante situaciones realmente complejas y, por otra parte, hay que tomar nota de que no todas las patologías pueden considerarse fácilmente curables.

Muy diferente es la situación de un empeoramiento momentáneo, que se enmarca en el proceso general de curación de la patología en curso. Dado que el dolor siempre se asocia con un juicio negativo, la respuesta a menudo puede ser de rechazo. Es bueno en estos casos prevenir la reacción previniendo al paciente de la posibilidad de un aparente empeoramiento o de la aparición de eventuales síntomas desagradables, explicando que esto es necesario con vistas a la solución del problema de fondo. En la realidad no es nada fácil y requiere por parte del terapeuta mucha sensibilidad y buenas habilidades comunicativas-emocionales, por parte del paciente la aceptación de un enfoque diferente y más consciente de los problemas relacionados con la propia salud.

© Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Corpo Mente Spirito
P.Iva: 03997200047
Cambiar idioma